Las bebidas típicas de los nicaragüenses usualmente se denominan frescos y están hechos principalmente con cacao y frutas, sin embargo en todo país las tradiciones culinarias varían dependiendo de la región. En las riberas del Mar Caribe nicaragüense en el municipio Puerto Cabezas está la ciudad portuaria de Bilwi, que destaca por sus riquezas marítimas, bellezas naturales y una mezcla de culturas y lenguas con influencia española, criolla e inglesa, donde hay asentamientos indígenas que preservan sus tradiciones gastronómicas, como es el caso de Los Misquitos muy conocidos por sus costumbres y tradiciones.

De la gastronomía misquita destacan varias bebidas, pero una de las más conocidas en la región caribeña es el guabul, un tipo de refresco de consistencia espesa que puede ser preparada con yuca, plátanos o bananos verdes cocidos y leche de coco. A los Misquitos les encanta esta bebida y la han preparado desde tiempos inmemoriales, traspasando este conocimiento a las actuales generaciones que la disfrutan como alimento y hasta para recuperarse de algunas enfermedades. El wabul es una bebida tradicional en la zona atlántica del caribe nicaragüense pero no muy conocida hacia las zonas del centro del país y la costa del pacífico.

La bebida tradicional misquita se prepara con bananos verdes cocidos que son machacados de forma artesanal y luego se mezclan con leche de coco, obteniendo una especie de atole muy espeso. También suelen prepararlo como una bebida de plátano maduro con leche de coco o simplemente como un Guabul de coco. En la gastronomía contemporánea se han hecho algunas modificaciones a la receta original para adaptarlas a un paladar más moderno a través de la incorporación de la leche de vaca y el azúcar, resultando una bebida cremosa, dulce y deliciosa.