La época decembrina en Nicaragua es una ocasión propicia para que en cada hogar se derroche esplendor con exquisitos platos como el popular Relleno Navideño, una receta criolla que no falta en las mesas navideñas cada 24 de Diciembre. Tradicionalmente este plato se elabora de diferentes formas, ya que cada familia lo prepara con su toque particular al agregarle ciertos ingredientes que le dan el toque navideño.

Aunque no hay evidencia del origen exacto de este plato, lo que si es cierto es que esta receta se ha nutrido de lo mejor de las tradiciones de antaño y ha pasado a las nuevas generaciones con el sabor y la sazón originales convirtiéndolo en un símbolo de las festividades navideñas.

Durante la noche de Navidad, en los hogares nicaragüenses suelen reunirse las familias y amigos en torno a la mesa navideña para degustar los exquisitos platos típicos de la época, entre ellos los nacatamales, el arroz navideño, la gallina o el pollo relleno, el lomo de res hinchado, el cerdo asado y el insustituible relleno navideño. Esta receta se elabora generalmente con carnes de cerdo y pollo cocidas y desmenuzadas que luego se cocinan con diversos ingredientes como pasas, ciruelas, aceitunas, pan remojado en leche y otros que lo impregnan del característico sabor navideño.

Mas que una exquisitez para comer y celebrar, el popular relleno navideño es un plato ideado en las costumbres de nuestros antepasados donde la unión familiar, la fraternidad con el otro y el espíritu de compartir y dar, hacen que el nicaragüense realmente pueda disfrutar de esos sabores y tradiciones típicas que innegablemente son parte de su historia.