El Vigorón es un plato que está conformado por una ración de yuca cocida, chicharrón  de carne de cerdo y una jugosa ensalada, con un toque picante; los ingredientes anteriores se sirven, de manera autóctona, en una hoja de plátano llamada chagüite. Toda una variedad de sabores y colores que abren el apetito.

Como la mayoría de los platos típicos de la región, su nombre y elaboración tiene varios conjeturas en sus retarlos; lo que es un hecho, es su origen en la ciudad colonial de Granada, hecho respaldado por varios historiadores que comentan que, por la versatilidad de las mujeres de la localidad, en especial, María Luisa Cisneros, quien recorría las calles para vender el innovador producto, aunque para esa fecha no contaba con un nombre.

El hecho curioso fue, que María Luisa, a quien apodaban la loca, frecuentaba los estadios de béisbol que se encontraban en la localidad, al ver varios comercios al rededor, notó un afiche deportivo que promocionaba una bebida refrescante, cuyo eslogan y nombre decía “Tónico Vigorón”.

Al ver el cartel, María Luisa tomó la idea del nombre de esa bebida, para bautizar el platillo que ella vendía. Desde ese entonces, se le conoció como Vigorón a aquel delicioso plato granadino.

Y para honrar el mejor de los gustos en variedad de sabores y formas, la ciudad colonial granadina anima a visitantes a probar el festín gastronómico, conocido como La ruta del Vigorón, en el cuál presentan tres estaciones, donde puedes probar diferentes sabores de este platillo que dan un toque especial. ¡Salud!