La sopa marinera o sopa de mariscos es una receta bastante tradicional y clásico de los países que disfrutan del mar. Al igual que en la situación del arroz marinero, en una sopa de mariscos tienen la posibilidad de aumentar toda clase de alimentos del océano, o sea, pescados y mariscos. Es un plato que en la actualidad se consume a lo largo del territorio.

Los mariscos y pescados más comunes son: almejas (conchas), tenazas de cangrejo, camarones y pescados diferentes (p. ej. bacalao). El caldo se prepara, además, con cebolla blanca y cebolla roja, vino blanco, maní molido, tomate, cilantro, laurel, achiote, aceite de oliva, un poco de harina para espesar, sal y pimienta.

Lo más relevante para obtener un resultado plenamente satisfactorio y fiel a la receta clásico es hacer primero un sofrito con todos los elementos mencionados previamente (cilantro, tomate, laurel, achiote, aceite…) con una porción exuberante de agua. Aun cuando es dependiente de la proporción de comensales, unos 3 litros de agua es la porción aconsejable.

Una sopa marinera clásica de Nicaragua puede llevar filete de pescado, camarones, almejas y caracoles, más vegetales como chayote y zanahoria. Además, tiene leche de coco, cebolla, chiltoma, chile de cabro, cilantro picado, agua y sal y pimienta al gusto.