La gastronomía de Nicaragua es bastante creativa y puede notarlo en todos esos ricos dulces que seguramente podrá disfrutar en cualquier momento y a toda hora. Y es que el nicaragüense es amante de la comida y no hay nada mejor que después de un suculento almuerzo, endulce su paladar con un rico dulce, con una textura, aroma y un sabor sin igual, por lo que tendrá que decidir entre la extensa variedad de postres tradicionales que en ocasiones son característicos de algunas regiones en particular.

Por ello, en el departamento de Granada, municipio de Diriomo, podrá conseguir el hogar de muchos postres típicos como las tradicionales cajetas nicas, de variados sabores como los de leche, de coco, de coyolito y las de zapoyol, entre muchos otros. Las cajetas son una especie de manjar de leche que, de acuerdo al sabor de su preferencia, se elaboran con ciertos ingredientes y con técnicas heredadas de la cultura española.

Las tradicionales cajetas zapoyol, son una verdadera exquisitez elaborada con las semillas del zapote, las cuales deben someterse previamente a un proceso de nixtamalización, para luego molerlas y cocinarlas con leche y azúcar durante varias horas hasta obtener la consistencia deseada.

Estos tradicionales dulces son muy comunes en la temporada de Semana Santa y las festividades religiosas de La Purísima Concepción de María en Nicaragua en diciembre, por lo que la demanda crece en estas fechas, convirtiéndose el municipio Diriomo en la capital de las cajetas nicaragüenses.

Estos ricos bocadillos podrá encontrarlos en supermercados, pulperías o en ventas ambulantes de lugares típicos que se dedican a la elaboración artesanal de estas exquisiteces que lo dejara gratamente complacido.